No podría vivir sin…

No podría vivir sin esos compañeros que llenan el alma,

me enseñan, me entretienen, me consuelan, me levantan,

puedo llorar, reir, soñar,

recorro el mundo, liberando mi adrenalina en las persecuciones más intensas.

Me sobresalto en esos planos de oscuridad, mi miedo estalla…

Entablo simpatías y antipatías con los personajes más extraños e inexistentes, — ¡los siento, como una parte de mi!

¡¡¡Libros, libros, libros!!!

¡NO MUERAN NUNCA!!!

 

Anuncios

Pau

Resulta dificil quedarse indiferente, al escuchar las maravillosas letras de Pau Donés,

su voz llega, y, llena el corazón;  ¡Ese canto a la vida.!

Humo, canción de su albun 50 palos,

invade  el alma, nuestra esencia más preciada es: vida,

es presente, es ahora.

 

Sólo en ese momento

En ese momento, en que la quietud es absoluta,

cuando tu interior cae en el vacío,

soltando todo apego, ( material, espiritual, familiar,social, etc),

sin esperas, con manos y mente vacías.

Sólo ahí,  estas tú!…

Libre!!!

A todos mis compañeros de viaje!

Echando la vista atrás recorriendo los meses del año,

veo mi vida tan llena de cosas buenas y gente maravillosas que me han acompañado, a lo largo de mi vida y de este año.

Doy las gracias a todos con el corazón abierto.

Mis manos con la energía del universo los abraza a todos.

Deseo que este nuevo año nos llene de amor sin limites.

Visión

Te busqué con la mirada y la palabra,

escuché tu sermón, tus quejas, siempre buscabas culparme,

tu perfección acompañando tus fríos desplantes,

tu actuación para el drama, no puedo negar, ‘¡ era inigualable!

Yo estaba ahí!

Sé que sólo te viste a ti,

Llorabas, sufrías, eras la victima…

Disfráz

Nos  disfrazamos de mil colores,

simulando una paz que no tenemos,

un amor que no sentimos,

compramos lo que no podemos,

comemos lo que no debemos,

gastamos hasta la ultima gota de nuestra energía,

seguimos como corderos en comercios saturados.

¡¡¡¡Es navidaaaad!!!!.

Felicidades!!!,  – hemos comprado jamón, gambas, carnes

turrón duro, blando, masapán, miel, azucar, harina…

AAhh, sales de frutas, aspirinas…

 

 

 

 

Idealizando!

El día que te separas te empeñas en idealizar una relación inexistente,

empiezas a olvidar todo lo que no te gustaba,

ahora resaltas los pocos momentos buenos que has tenido.

El día que te separas te olvidas que deseabas encender la luz,

la radio, escribir, leer , a media noche.

Ahora que puedes moverte a tu ancha en tu cama,

extender los brazos,  saltar por la casa, hacer gimnasia,

disfrutar” tu aquí ahora!

Ahora sólo quieres  perder el tiempo,” Machacándote!

 

Sin palabras

Un adiós que no se dice,

un gesto que no se hace,

una etapa, una estación,

pasan sin que nadie la detenga.

El cansancio, el silencio,

la falta de interés, de motivación,

de ilusión, es el adiós  lento y sin movimiento alguno.

La perdida de confianza,  prepara el camino,

los oídos dejan de escuchar,

los ojos dejan de ver,

la piel deja de sentir…

 

Apariencia

Era azul casi transparente,

el movimiento de sus olas rozaba mis pies,

esa caricia fria erizaba mi piel,

la vista fija en el horizonte buscaba una señal que me despertara.

Sólo él, en su continuo y rítmico murmullo, jugaba con mi pensamiento.

Mis ojos recorren sin querer cada cuerpo semidesnudo,

que marcando el paso de los años, cuenta una historia diferente,

caminando entre tumbonas, sombrillas, chanclas, sombreros, toallas…

Sólo parece  UNIRNOS΅ esa gran masa de agua,  que todos miramos  de frente.

 

 

Palabras

 

palabras, que salen con tal agresividad,

que rompen la magia más profunda de lo que llamamos “Amor”,

hieren, traspasan, retumban en los oidos,

sus recuerdos precipitan una repetida taquicardia que cuesta controlar.

Palabras,

que provacan

sentimientos o sensaciones, que permanecen en las papilas,

removiendo lo amargo del sabor que dejan.

Palabras,

que salen de quien dice amarte,

te llevan a preguntarte- “_¿Que es el amor? , _es,

el hastío de la convivencia,  el aburrimiento que

busca salidas tan absurdas y crueles, que

dejan una multitud de preguntas sin respuestas coherentes,

más que amor,  parece odio.