Era el final…

Me encontré, cuando no me buscaba,

me ví, cuando no me miraba,

cuando me entregué a la debilidad, afloró mi fuerza.

Cuando creí, que era el final…

La calle bifurcada, me mostró ramales desconocidos.

Cuando la voz silenciada, frenó el eco de las palabras,

la mano sobre el papel, movió el lápiz,

dibujando figuras,  que no sabía, que existían…

 

Aquella paloma…

Aquella paloma cansada, se apartó del camino,

plegó sus alas, secó sus ojos,

mirando la oscuridad del exterior,

se refugió en el interior,

desconcertada, decepcionada,

sentada en un rincón, curando sus heridas,

tragó en soledad su pena.

Fuera de intrigas, rumores, suposiciones,

su pico se cerró, su mente y corazón debatían,

si continuar el vuelo, o mantenerse en aquella sombra.

 

A todos mis compañeros de viaje!

Echando la vista atrás recorriendo los meses del año,

veo mi vida tan llena de cosas buenas y gente maravillosas que me han acompañado, a lo largo de mi vida y de este año.

Doy las gracias a todos con el corazón abierto.

Mis manos con la energía del universo los abraza a todos.

Deseo que este nuevo año nos llene de amor sin limites.

Creí…

Creí sentir tu corazón,

creí llegar al interior de tu mirada,

creí palpar la profundidad de tu alma,

creí ver sinceridad en tus palabras,

creí que …

Idealizando!

El día que te separas te empeñas en idealizar una relación inexistente,

empiezas a olvidar todo lo que no te gustaba,

ahora resaltas los pocos momentos buenos que has tenido.

El día que te separas te olvidas que deseabas encender la luz,

la radio, escribir, leer , a media noche.

Ahora que puedes moverte a tu ancha en tu cama,

extender los brazos,  saltar por la casa, hacer gimnasia,

disfrutar” tu aquí ahora!

Ahora sólo quieres  perder el tiempo,” Machacándote!

 

Apariencia

Era azul casi transparente,

el movimiento de sus olas rozaba mis pies,

esa caricia fria erizaba mi piel,

la vista fija en el horizonte buscaba una señal que me despertara.

Sólo él, en su continuo y rítmico murmullo, jugaba con mi pensamiento.

Mis ojos recorren sin querer cada cuerpo semidesnudo,

que marcando el paso de los años, cuenta una historia diferente,

caminando entre tumbonas, sombrillas, chanclas, sombreros, toallas…

Sólo parece  UNIRNOS΅ esa gran masa de agua,  que todos miramos  de frente.

 

 

Esencia

Me olvidé decirte que tu eras el amor,

vestido de sol, de luna, de nube , de estrella o de canción.

Me olvidé decirte que el tiempo era el amor,

con luces, sombras,  frescura o calor.

Me olvidé decirte que eras la calle, el camino, el callejón,

eras la rosa roja y la más sencilla flor,

que eras la risa, la lagrima, y la más incierta emoción.

Invisible!

A veces es tan dificil que fluyan las palabras,

a veces cuesta tanto, que una lagrima brote.

Un nudo en la garganta que persiste!

Quisiera un grito, tan fuerte que rompiera,

en mil pedazos esos lazos invisibles,

que destrozan el alma, sin que nadie pueda verla!

Huellas

IMG_0001La tarde que te conocí,

mi corazón latía de prisa,

mi emoción desbordante se incrementaba,

escuchaba con que fuerza y pasión presentabas tu programa.

Una mezcla de curiosidad, miedo, alegría contenida fluía en mi interior.

Durante mucho tiempo deseaba encontrar una clase como esa,

al fín lo había logrado. ¡ “No podía creerlo”!

Si,

crecí, tu profesionalidad, generosidad,  calidad humana,

dando siempre un paso más, respetando la individualidad de cada uno.

Repentinamente un visitante inesperado,

entró en nuestra aula con tal violencia haciendo saltar por los aires,

pinceles, paletas, oleos, acrilicos, tintas, lienzos.

Nosotros, paralizados en un rincón,

no podíamos nombrar, ese “cáncer ” que nos arrebató

nuestro preciado “Maestro”

 

 

 

 

Dormida …

Aquella tarde,

con las mascaras caídas,

los guantes blancos amasando el lodo,

el hombro bajando de la oreja,

y ese pequeño levantando la cabeza,

mi voz cansada dejando de gritar,

la sombra despejando el paisaje,

y el niño dejando de llorar.

Seguía sentada en el mismo rincón,

tratando de recomponer mi cuello al quedarme dormida en el sofá…