Parece que fué ayer…

Cuando tus ojos se posaron en los míos,
tu boca sedienta buscaba el calor de mi pecho,
tu mirada profunda escrutaba el interior de mi alma
sin palabras, lo decíamos todo.

Muchos años despues,
celebramos el cumpleaños de una bella mujer.
Mi hija niña, mujer,
mi niña amiga, madre.
Mi niña…