Y yo…

Desde mi ventana observaba, como un pájaro saltaba de rama en rama,

el olivo empapado por la lluvia, dejaba caer sus gotas  en cada salto del pajarito.

Se acercó al cristal, alegrando mi semana santa encerrada del pasillo a la cocina,

él, no tenía miedo a la lluvia, yo si,

él, no tenía miedo a saltar, yo si,

él, podía volar, cantar… sin la vergüenza que la gente lo mirara.

En su soledad, independiente de la bandada, ¡Disfrutaba!

Y yo que?…

Anuncios

La verdad…

Busco la verdad en tus ojos inocentes,

en esa  mirada limpia, tierna, envolvente.

Busco la alegría en tu sonrisa franca,

en esa discusión que nos enfrentamos,

me hacen desear verte cada día.

Eres vida! mi querido niño abuelo,

eres un diez, aunque no lo veas en los papeles del cole.

Quererte, sentirte, las emociones  que despiertas en mi,

valen Más, que el mejor de los maestros.

 

Eres…

Eres, ese terremoto que abre el corazón de la tierra,

con tal violencia que destrozas lo más profundo.

Eres esa moto que se interpone entre el coche y el arcén.

Eres, ese clavo ardiente que pinchas, hasta chamuscar la piel,

como esa mosca, que no paras hasta destrozar los nervios,

provocando la explosión…eres tú!