Te llamabas amor…

Te llamabas ?

Amor…

Cuando cayó tu disfraz y vi tu cara desnuda,

tus ojos no me miraban a mi,

tu lengua afilada gritaba,

tus manos protegían tus bolsillos.

Miré mi bolso abierto sobre la mesa,

incapaz de recordar tu nombre… desperté

El regreso

El ruido callejero entraba por la ventana del despacho,

el sonido insistente del teléfono dominaba el ambiente,

las teclas del ordenador volaban en los dedos de Magui,

yo, de pie, enmudecida frente al aparato telefónico,

no sabía como afrontar la noticia de la inminente demolición de la casa de mi madre.

Debía regresar a mi pueblo después de cuatro décadas para liquidar unas cuentas con mi pasado…

Frente a esa puerta azul destartalada, se hacían presentes mis más oscuras pesadillas.

Ahora qué!

¿Que pasó?…

con el amor que no dimos,

Con las palabras que no dijimos,

con la ilusión que perdimos,

con el momento que no disfrutamos,

con el tiempo que borró el instante…

Hoy, buscando en la maleta del pensamiento,

encuentro la impotencia, que no exploté,

ese manotazo, que por miedo no dí,

esa mano invisible, que me empujó hacia atrás,

no dí un paso al frente…

Mirando la pared que forman los  años…

Quiero ser, ese pájaro que “aparentemente” nunca fuí,

Volar, Volar, hasta que el horizonte se pierda en el infinito!…

Puedo???

 

 

No era real…

Una fantasía la acompaña cada día,

mostrando su cara amable,

se eleva por encima del temor,

abre sus alas, se posa en cada flor,

continúa,

pequeña mariposa de cartón…

 

No podría vivir sin…

No podría vivir sin esos compañeros que llenan el alma,

me enseñan, me entretienen, me consuelan, me levantan,

puedo llorar, reir, soñar,

recorro el mundo, liberando mi adrenalina en las persecuciones más intensas.

Me sobresalto en esos planos de oscuridad, mi miedo estalla…

Entablo simpatías y antipatías con los personajes más extraños e inexistentes, — ¡los siento, como una parte de mi!

¡¡¡Libros, libros, libros!!!

¡NO MUERAN NUNCA!!!

 

Pau

Resulta dificil quedarse indiferente, al escuchar las maravillosas letras de Pau Donés,

su voz llega, y, llena el corazón;  ¡Ese canto a la vida.!

Humo, canción de su albun 50 palos,

invade  el alma, nuestra esencia más preciada es: vida,

es presente, es ahora.

 

Belleza…

Recorría mundos desconocidos,

caminando por largos caminos y estrechas calles,

su mirada se detuvo en el más bello jardín que había imaginado,

una rosa blanca se abría, una pequeña flor silvestre despertaba  a la caída del rocío,

__Que pena no haber visto tanta belleza antes;!  __ se lamentaba  Elisa.

La enfermera la sacudía con tanta fuerza…

__Siento frío,  miedo, no quiero volver a…

Una y otra vez…

Con los pies colgando de la cama,

el corazón saliendo de su pecho,

las manos rodeando su cabeza,

las gotas de sudor recorriendo su cuerpo,

_repetía una y otra vez, _ —¡”no puede ser, —no puede ser”!.

la misma pesadilla de siempre _ —¡ Te veía muerta!

—y así es ! —contestó ella.

—No pasa nada,— ¡tranquilo Milú!

—¡¡¡¡ lo has conseguido!!!!..

Huir sin remedio…

Unas balas certeras, sin saber de donde,

arrebataron la vida de mi marido.

Sin querer manifestar mi dolor delante de esas tres caritas,

que observaban incrédulos, y llenos de miedo.

Paralizada en medio de aquel horror, no teniendo tiempo para pensar,

una sábana como maleta, tres ropas gastadas, ato todas mis posesiones.

Tomo en mis brazos a Adrian,  Leyla y María se toman de la mano,

sin mediar palabras, iniciamos un camino incierto…

Un temblor inesperado sacudió nuestros cuerpos,

que abrazados como una piña, nos obligó a mirar hacia atrás,

viendo como caía el techo de nuestra casa por el impacto de una bomba,

luchando por salvar la vida de mis hijos, con el corazón destrozado,

mi única opción era caminar y caminar sin rumbo…

El cansancio y el hambre detuvo mis pasos, soñando con un  pequeño refugio  que calmara mis miedos,  y  el llanto de mis hijos…

_¿Que tienen que ver mis niños en esta maldita guerra?…_¡¡¡Porqueeee!!!.