Pequeñas vacaciones

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Caminando por el puerto, mirando al mar ,la brisa golpea mi cara,

fotos, rincones, esculturas, momentos que quiero retener,

esa pequeña flor que crece en la unioń de dos baldosas,

entrando a una majestuosa catedral ,la mano extendida de un mendigo detiene mi paso,

zapatos que se mueven con prisa, otros plácidamente,

mezclando el murmullo de la gente,

el sol, reflejando sus rayos  sobre pieles multicolores, hacen agradable nuestro paseo.

Un helado se derrite entre mis manos,

su café le quema los labios, nos reímos, nos quejamos,

pero, continuamos disfrutando de unas  pequeñas vacaciones.

Un cansancio diferente, gafas de sol, de lectura,

manos llenas de información, queriendo probar y disfrutar cada plato típico,

cada leyenda, nuestra retina y corazón quieriendo interiorizar cada  detalle de cada lugar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s