Amor incomparable!

Era 16 de septiembre, la hora no la recuerdo,

veía desde la ventana  a la gente resguardarse de la intensa lluvia que caía,

el viento golpeaba el cristal, la puerta se movía,

mi dolor era cada vez mas fuerte y más frecuente,

mis piernas estallaban, miraba el suero con la medicación,

¡me parecía eterno! . Sentía  que no lo soportaría.

De vez en cuando entraba la enfermera —¿como lo llevas ? preguntaba

salía de nuevo. Me sentía sola, en aquella habitación tan grande,

solo el ruido del agua me consolaba y a la vez aumentaba mi temor.

Unas horas después, una Maravillosa compañera se hacía presente,

para llenarme de la mayor alegría e Ilusión que he podido sentir en ese

momento de mi vida. Un amor indescriptible abrió mi corazón.

Nacía mi hija Katia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s