La pelusa en crisis

recojedor 003 recojedor 004

Un portazo me hizo volar por los aires, ya fuera del armario,
asustada, con los ojos  desorbitados, miraba a todas partes,
una voz fuerte me desorientó:
una escoba!!…, un recogedor!… ¡Terror total!
Tratando de meterme debajo de la cama,
repentinamente una mano poderosa la movió,
desconcertada,   ¿que hago? -Me dije.
Un trapo empezó batiendo cada rincón del dormitorio,
en medio de aquel torbellino, decidí aquietarme,
Arrugada y completamente aplanada, en el suelo me quedé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s